Ollanta Humala: ''Es un deber ineludible combatir el cambio climático''

El mandatario señaló que las acciones contra el cambio climático deben ser tomadas ya.  (Foto: Andina)

El mandatario señaló que las acciones contra el cambio climático deben ser tomadas ya. (Foto: Andina)

Síguenos en Facebook



El presidente de la República, Ollanta Humala, expresó hoy que el Perú espera que la cumbre climática COP20, a realizarse en diciembre próximo en Lima, comience a cimentar la mayor alianza para el clima y el desarrollo entre países desarrollados y en vías de desarrollo.

Mencionó que el cambio climático es un fenómeno que afecta como ningún otro al plantea y plantea un grave peligro para su subsistencia, además de poner en riesgo la vida económica, social, ambiental y de seguridad; por tanto, dijo, es un “deber ineludible” tomar acciones concretas.

“Ha llegado el momento de movilizar la mayor alianza de la historia para el clima y el desarrollo (…) El Perú espera que esta gran alianza se comience a cimentar en Lima en diciembre de esta año durante la XX Conferencia de Partes de la Convención”, indicó el mandatario.

Añadió que ningún otro asunto requiere “compromisos de todos nosotros por un tiempo tan prolongado”, así como la planificación pública, la movilización de la sociedad civil, la previsión y el sentido de competitividad por parte del sector privado frente a un tema de índole global.

Durante la Cumbre del Clima, que se desarrolla en el marco de la 69° Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, Humala comentó que existe la “urgente obligación” de acordar reglas comunes de convivencia para el futuro.

Por ello, mencionó que la construcción de consensos sobre esta materia constituye “la prueba más ardua, jamás enfrentada por el sistema multilateral de Naciones Unidas” y señaló que el cambio climático obliga también a asegurar la sostenibilidad del planeta a muy largo plazo.

“En solo tres meses, la COP20 en Lima deberá efectuar avances concretos hacia la adopción, en diciembre del próximo año, de un nuevo acuerdo universal de naturaleza vinculante, fundado en los principios y disposiciones de la convención marco de la ONU para el Cambio Climático”, dijo.

Dicho acuerdo, anotó, debe ser justo, reconocer las responsabilidades históricas de los países, además de ser equilibrado y permitir el crecimiento económico y la lucha contra la pobreza, así como ser equitativo y asegurar el apoyo financiero y tecnológico a los países en desarrollo.

Además, resaltó que este nuevo acuerdo debe ser transformador de las fuentes energéticas, alentando la inversión privada y la competitividad de economías basadas en carbono y, por último, ser inclusivo, incorporando los aportes también de los gremios empresariales y pueblos indígenas.

“Esperamos que la COP20 produzca un borrador de acuerdo consensuado, a ser suscrito en el 2015; y deseamos que este documento de Lima sea claro y coherente. No queremos una compilación de ideas sueltas y desarticuladas”, manifestó el Mandatario.

Mayor liderazgo

Humala dijo también que espera que la próxima cumbre de Lima ponga en marcha, de forma pragmática y colaborativa, el proceso para la presentación y el registro de las contribuciones nacionales de cada país, pues “es hora que todos asumamos compromisos de acción concretos”.

En ese sentido, el dignatario consideró que es hora que los países desarrollados demuestren “la responsabilidad mayor que les toca” ante la crisis climática, y por ello, opinó que en el corto plazo se espera de ellos “señales de liderazgo” y que fijen metas más ambiciosas de mitigación.

“Que realicen aportes sustantivos a la primera capitalización del Fondo Verde para el Clima y que ratifiquen la enmienda de Doha, del Protocolo de Kioto, decisión que el Perú, de manera responsable, ha tomado en estos últimos días”, aseveró.

Para el presidente peruano, el mundo también espera señales de los países en vías de desarrollo, tanto de los más grandes, como de los más pequeños.

“Los primeros tienen capacidades mayores y pueden asumir acciones nacionales crecientes de mitigación, adaptación y cooperación sur-sur. Los segundos, en particular, los estados insulares y los estados menos desarrollados son los más vulnerables”, refirió.

A su entender, estos países con menos desarrollo requieren, en ese sentido, ayuda financiera y tecnológica prioritaria, y deben aplicar políticas efectivas de adaptación para conciliar el crecimiento y la inclusión social.

“Estoy convencido que la adaptación al cambio climático no es solo una obligación, sino también una oportunidad para transformar nuestras economías y sociedades, y para hacerlas más competitivas y sostenibles en el futuro”, subrayó en su alocución.

Rol del Perú

En otro momento, el presidente Humala destacó la adhesión del Perú a la Declaración de Nueva York sobre bosques, que en su opinión es un llamado de atención sobre la importancia de los bosques tropicales y sus enormes beneficios a la humanidad.

Según apuntó, el Perú está preparado su propia contribución nacional de mitigación y adaptación al cambio climático, que incluye, entre otros aspectos, el compromiso nacional de desarrollo sostenible con un enfoque de crecimiento verde, inclusivo y competitivo.

“Queremos sostener y articular nuestro crecimiento económico con inclusión social, con el aprovechamiento sostenible de nuestros recursos y la eficiencia energética, contribuyendo al esfuerzo global de reducción de gases de efecto invernadero”, resaltó.

Para ello, agregó, el Perú prioriza acciones en diversos sectores, que permitan alcanzar estos objetivos y se obtengan beneficios sustanciales, además de trabajar iniciativas de control de la deforestación y lucha contra la tala legal.

Del mismo modo, Perú ha tenido “avances significativos” en la lucha contra la minería ilegal y el control de cultivos ilícitos – ambas actividades delictivas que dañan los bosques- y en la colocación de instalaciones adecuadas para la disposición seguirá de residuos sólidos, agregó.

“Nuestra matriz energética es ahora más avanzada con la introducción del gas natural en industrias, domicilios y transporte, y en el desarrollo de nuevas instalaciones de generación de energía hidráulica”, puntualizó.

Según el mandatario, el Perú del futuro se habrá adaptado a los efectos adversos del cambio climático y habrá aprovechado también las oportunidades que aporta esta condición global, sentando las bases para un desarrollo sostenible y bajo en carbono.

Recordó, no obstante, que el fenómeno del Niño, en su fase severa, le cuesta al Perú US$3.500 millones de dólares, mientras que el retroceso de los glaciales ha implicado la pérdida del 22% de su superficie, lo que representa el 10% de la pérdida del stock de agua.

“Si no tomamos acciones, el Perú perdería el 5% de su producto Bruto Interno Anual (PBI) al 2030, y en un 20% al año 2050. Son costos que podríamos usar para la inclusión social y la lucha contra la pobreza, por eso debemos actuar ya”, exhortó el gobernante peruano.

Finalmente, expresó el respaldo pleno del Perú a los objetivos de la cumbre COP20 e invitó a los representantes de los Estados miembros de la Organización de Naciones Unidas (ONU) a esta importante cita, que se realizará del 1 al 12 de diciembre en Lima.

Fuente: Andina.

Relacionadas