ISIS: yihadistas de Estado Islámico se infiltran entre civiles para huir de Mosul

Batalla de Mosul contra ISIS. (Foto: EFE)

Batalla de Mosul contra ISIS. (Foto: EFE)

Síguenos en Facebook



Los miembros del grupo terrorista Estado Islámico (EI, ISIS o Daesh) se están infiltrando entre los civiles que huyen de la ciudad iraquí de Mosul y algunos han logrado escaparse a otras zonas de Irak y al extranjero, dijeron hoy fuentes locales a Efe.

El joven Basam Mohamed, de 27 años, se vio obligado a compartir camino con algunos yihadistas cuando salió de su ciudad para escaparse de los bombardeos y de los combates en Mosul, el último gran bastión urbano de ISIS en el norte de Irak.

Mohamed dijo a Efe que emprendió la huida junto con otras familias cuando las fuerzas iraquíes llegaron a su barrio, Al Resala, en la mitad oeste de Mosul, pero los terroristas les “entorpecieron” y les obligaron a volver.

Cuando los bombardeos se agudizaron, algunos extremistas abandonaron sus armas y salieron de la ciudad con las familias desplazadas, haciéndose pasar por civiles.

“Nos juntaremos con los apóstatas”, dijeron los miembros de ISIS, según recuerda Mohamed, mientras proferían amenazas para que no les delatasen ante las fuerzas iraquíes, que someten a todos los varones mayores de 14 años a una criba, para identificar a posibles terroristas.

Entre los terroristas que huyeron con Mohamed se encontraba el asesino de su padre, por lo que se animó a delatar a los terroristas.

“Cuando tuve la oportunidad de informar sobre estos criminales, lo hice”, afirmó.

En esta tanda de desplazados, el primer civil que dio el paso para desenmascarar a los terroristas fue un hombre de 60 años, Abu Ahmed.

Ante las preguntas de un responsable de las fuerzas antiterroristas, Abu Ahmed dijo que ISIS había matado a dos de sus hijos y no dudó en apuntar a un grupo de 30 yihadistas infiltrados entre los civiles, según presenció Efe en un centro dedicado a la criba de los civiles de Mosul.

A esa denuncia le siguieron la de Mohamed y otros jóvenes que identificaron a otros terroristas, con lo que las autoridades pudieron arrestar en un día a 117 miembros de ISIS.

La selección de los civiles se realiza en un espacio grande rodeado con altas paredes de cemento, donde se congregan cerca de mil hombres de entre 14 y 65 años, sentados en el suelo a la espera de la verificación de sus nombres en las listas electrónicas de sospechosos.

Todo el que aparece en estas listas de supuestos miembros de ISIS es arrestado e interrogado, según dijo a Efe uno de los responsables de hacer la criba, Haidar al Etabi.

Todos los arrestados son sometidos a interrogatorios para saber qué vinculación tienen con ISIS y después son remitidos al juez especializado en casos de terrorismo.

No obstante, del grupo de 117 supuestos terroristas denunciados por los civiles, tan solo siete figuraban en las listas de sospechosos.

Algunos expertos alertan de que muchos terroristas que no aparecen en esas listas están consiguiendo huir, mientras que otros lo hacen mediante el pago de sobornos a policías corruptos que hacen la vista gorda.

“Tememos que algunos cuerpos de seguridad liberen a algunos miembros de ISIS”, dijo a Efe el investigador y experto de seguridad Mohamed al Salman.

El experto advirtió de que la corrupción de los agentes puede profundizar los problemas en Mosul, una ciudad “sin ley”, y también permita la fuga de los yihadistas.

“La gente nos dijo que algunos miembros de ISIS lograron escaparse de las autoridades y llegaron a Bagdad y otros a Turquía”, comentó.

Al Salman consideró que, para tener una mayor eficacia, las autoridades deberían dejar de depender de las listas de sospechosos que tienen.

En su opinión, el Estado debería de tener un aparato de inteligencia capaz de reunir informaciones de los criminales, con el objetivo de identificar a los fugitivos del Estado Islámico.

Fuente: EFE

Relacionadas