ESO y NASA: polvo estelar antiguo da nuevas luces sobre las primeras estrellas del Universo

ALMA da nuevas luces sobre las primeras estrellas. (Video: ESO)

Síguenos en Facebook



Los astrónomos han detectado una enorme masa de polvo de estrellas brillando en una galaxia que se veía cuando el Universo era solo el 4% de lo que es actualmente, informó la agencia espacial estadounidense, NASA, tomando una investigación del Observatorio Europeo Austral, ESO.

Esta galaxia fue observada poco después de su formación y es la más distante en la que se ha detectado tal polvo, precisó la NASA. Esta observación también es la más distante detección de oxígeno en el Universo.

Para la agencia NASA, estos nuevos resultados ofrecen nuevas visiones sobre el nacimiento y muertes explosivas de las primeras estrellas del Cosmos.

CÓMO FUE LA INVESTIGACIÓN?

Un equipo internacional de astrónomos, lideradas por Nicolas Laporte, de University College London, utilizaron el ALMA para observar a A2744_YD4, la más joven y distante galaxia vista por el ALMA de ESO.

Los astrónomos se vieron sorprendidos al hallar que una *galaxia tan joven contuviera una abundante cantidad de polvo interestelar, un polvo que se formó por la muerta de las estrellas de la primera generación.

Siguiendo con las observaciones con el Very Large Telescope de ESO, se confirmó que la enorme distancia de A2744_YD4. La galaxia se ve como cuando el Universo solo tenía 600 millones de años, durante el periodo en que las primeras estrellas y galaxias se estaban formando.

“No sólo es A2744_YD4 la galaxia más distante aún observada por ALMA”, comentó Nicolas Laporte, “pero la detección de tanto polvo indica que las primeras supernovas deben haber contaminado ya esta galaxia”.

El polvo estelar está mayormente compuesto de silicona, carbón y aluminio, así como granos diminutos. Los elementos químicos en estos granos son forjados dentro de las estrellas y están dispersos a lo largo del Cosmos cuando las estrellas mueren, más espectacularmente en explosiones de supernova, el destino final de las masivas estrellas. Hoy, este polvo este polvo es abundante y es un elemento clave en la formación de las estrellas, planetas y moléculas complejas. No obstante, en el Universo antiguo – antes de que murieran las primeras estrellas – era escaso.

ESO señala que las observaciones de esta galaxia polvorosa fueron posibles porque se encuentra detrás de un cúmulo galáctico masivo llamado Abell 2744. Debido a un fenómeno denominado lentes gravitacionales, el cúmulo actuó como un ‘telescopio’ gigante para magnificar A2744_YD4 unas 1,8 veces, lo suficiente para que el equipo terrícola la divisara.

Esta imagen está dominada por una espectacular vista de la rica aglomeración de galaxias Abell 2744 del Telescopio Espacial Hubble de la NASA / ESA. Pero, más allá de este grupo, y visto cuando el Universo tenía sólo unos 600 millones de años, es una galaxia muy débil llamada A2744_YD4. Nuevas observaciones de esta galaxia con ALMA, mostradas en rojo, han demostrado que es rica en polvo. (Foto: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO), NASA, ESA, ESO and D. Coe (STScI)/J. Merten (Heidelberg/Bologna))

DATOS CLAVES SOBRE ESO

El European Southern Observatory (ESO) es una organización astronómica intergubernamental creada en 1962, que opera telescopios en Chile.

MIRA TAMBIÉN SOBRE EL ESPACIO

NASA: ¿qué pasará en el espacio en marzo de 2017?

La agencia espacial de Estados Unidos, NASA, dio a conocer en su página web oficial un video con los acontecimientos espaciales que ocurrirán durante el mes de marzo de 2017.

¿Quieres descubrir un planeta? La NASA te da la oportunidad | VIDEO

La NASA está invitando al público en general para colaborar en la búsqueda de posibles nuevos mundos aún no descubiertos más allá de nuestro Sistema Solar y en el espacio interestelar cercano. Para ello está la nueva página web denominada Backyard Worlds: Planet 9 (Mundos en el patio trasero: Planeta 9), que permite a todos participar en la búsqueda de nuevos mundos al revisar breves filmes hechos por capturas conseguidas por el misión WISE de la NASA.