Siria: ONU exige que crímenes contra la humanidad sean juzgados

La vida en Siria. (Foto: EFE)

La vida en Siria. (Foto: EFE)

Síguenos en Facebook



FOTOS. La ONU pidió hoy a los países implicados de forma directa o indirecta en la guerra siria que dejen de financiar y proporcionar armas a los beligerantes, al tiempo que hizo un llamamiento para que los crímenes contra la humanidad cometidos a lo largo de seis años de conflicto sean juzgados.

La comisión de la ONU que investiga las violaciones a los derechos humanos cometidas en Siria, presidida por el brasileño Paulo Sérgio Pinheiro, expuso su último informe sobre las violaciones cometidas en Siria, en este caso entre julio de 2016 hasta febrero.

El informe atribuye al régimen y a sus aliados ataques aéreos con bombas incendiarias, con gas cloro y bombas de racimo, así como de proseguir con la destrucción de infraestructuras civiles, como hospitales, escuelas y plantas de agua.

A su vez, la comisión acusa a los grupos armados de lanzar ataques contra civiles y como consecuencia “docenas” de ellos han resultado muertos o heridos de gravedad.

siria
La vida en Siria. (Foto: Getty Images)

El equipo dirigido por Pinheiro acusa también, aunque no nombra a todos, a “países terceros” que apoyan de forma directa o indirecta a las partes enfrentadas en el conflicto sirio.

Damasco cuenta desde hace meses con el apoyo de las Fuerzas Aéreas rusas y con fuerzas terrestres – en su mayoría milicias iraníes, iraquíes, yemeníes y afganas – con las que “empezó tácticas brutales para forzar a los grupos armados a rendirse”.

Turquía tiene soldados desplegados que luchan contra los terroristas del Estado Islámico (EI, ISIS o Daesh), y EEUU, Arabia Saudí y Qatar, entre otros, financian y arman a varios grupos rebeldes.

Pinheiro recordó que el conflicto “es avivado constantemente por la implicación de actores externos”, y les pidió que usen su influencia para proteger a los civiles y convencer a las partes de la importancia del diálogo político para acabar con la guerra.

El Gobierno de Siria rechazó las acusaciones de la comisión, y sostuvo que esta instancia actúa con parcialidad y ha rebasado el mandato que se le confió, que no consiste en hacer acusaciones “infundadas” contra el régimen, dijo el embajador ante la ONU en Ginebra, Hussam Edin Aala.

El alto comisionado de la ONU para los derechos humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, dijo no obstante que “de alguna manera el país entero es una sala de tortura” a raíz del “peor desastre causado por humanos desde la Segunda Guerra Mundial”.

También acusó a la comunidad internacional de inacción y recordó que algunos países ejecutaron su derecho al veto una y otra vez en el Consejo de Seguridad de la ONU y frenaron el traslado del caso sirio a la Corte Penal Internacional (CPI).

Eso sí, calificó de paso “importante hacia adelante” la resolución adoptada en diciembre por la Asamblea General de la ONU que establece la creación de un mecanismo internacional, que debe poner en marcha su oficina y que trabajará junto con la comisión de Pinheiro para reunir y analizar pruebas y preparar dossier detallados de sospechosos para crear la base para procesos penales.

“El mecanismo es una oportunidad para buscar la asunción de responsabilidades y podrá ser una nueva medida de justicia para los sobrevivientes del conflicto”, dijo también Pinheiro.

Algunas víctimas y activistas de derechos humanos denunciaron hoy ante la ONU las barbaridades y violaciones que han vivido de la mano del régimen sirio y de grupos terroristas, como detenciones en prisiones secretas, desapariciones forzosas y torturas.

siria
Entierro de un kurdo en Siria. (Foto: Getty Images)

El director ejecutivo de la Red Siria para los Derechos Humanos, Fadel Abdul Ghani, recordó que hay 106.000 detenidos en Siria, 90.000 de los cuales por el régimen de Bachar al Asad, mientras que 13.100 personas murieron torturadas.

Indicó que el Al Nusra, así como las fuerzas kurdas y el Estado Islámico (EI) también tienen detenidos, en el primer caso son 1.600 y en el segundo 1.200.

Noura Aljizawi, una activista y exvicepresidenta de la Coalición Nacional Siria, pasó seis meses secuestrada en aislamiento, y sostuvo que incluso si se llegara a investigar las prisiones secretas se verá que “muchas son casas o granjas”.

El cofundador de “Raqa está siendo masacrada silenciosamente” e investigador de grupos extremistas en Oriente Medio, Sarmad Al Jilane, dijo que “cada segundo hay un civil que está siendo asesinado o detenido por parte del régimen o grupos extremistas”.

La abogada de la Red de Mujeres Sirias Joumana Seif, relató cómo varios miembros de su familia fueron detenidos desde 1980 y hasta 2012 en el último caso, permanecieron desaparecidos, fueron torturados y sufrieron amenazas o fueron ejecutados como su tío.

Fuente: EFE

Tags:

Siria

,

ONU

,

ISIS

Relacionadas