Los niños y adultos mayores tienen mayor probabilidad de contraer neumonía debido a que presentan un sistema inmunitario débil. (Foto: EFE)

Los niños y adultos mayores tienen mayor probabilidad de contraer neumonía debido a que presentan un sistema inmunitario débil. (Foto: EFE)

Síguenos en Facebook



La neumonía se ha convertido en una de las enfermedades infecciosas más peligrosas en el Perú. Según el Boletín Epidemiológico del Ministerio de Salud, en lo que va del 2019 se reportaron más de 52 mil nuevos casos y 1,493 muertes por esta enfermedad. De estos, el 42% se presentaron en niños menores de 5 años, el 11% en niños de 5 a 19 años, el 14%en adultos de 20 a 59 años, y el 33% en adultos mayores de 60 años a más.

Además, esta infección respiratoria aguda que afecta los pulmones es la principal causa de mortalidad infantil en todo el mundo y la situación es aún más preocupante para los mayores de 60 años, quienes también pertenecen a los principales grupos de riesgo por esta patología.

“La mayoría de casos de neumonía se producen por el contagio de la bacteria del neumococo, a través de secreciones al estornudar, toser o incluso hablar. Se presenta con mayor incidencia en adultos mayores de 60 años, niños menores de 5 años y personas con afecciones crónicas como: enfermedades cardiacas, renales y pulmonares, o inmunodeprimidas, como el VIH y los pacientes oncológicos”, señaló el neumólogo Rubén Huamán.

Por esta razón, y para crear conciencia sobre esta enfermedad y los potenciales peligros que representa tanto para niños como para adultos mayores en todo el mundo, se estableció al 12 de noviembre como el Día Mundial de la Neumonía, una de las infecciones respiratorias más comunes y mortales de la sociedad.

¿Cómo se contagia?

La neumonía puede iniciar como un simple resfrío que, al complicarse, genera inflamación e infección en los pulmones, limitando la absorción de oxígeno y, en consecuencia, la respiración, lo que provoca dolor en el cuerpo del enfermo. El Dr. Julio Tresierra menciona que también se puede padecer esta patología a consecuencia de haber contraído influenza.

Por su parte, el Dr. Rubén Huamán añade que hay diversos factores que contribuyen a que los niños tengan infecciones respiratorias agudas una de ellos es el bajo peso al nacer, la lactancia materna no exclusiva (durante los primeros seis meses de vida) y el no cumplimiento del calendario de vacunación. En el caso de los adultos mayores es la mala alimentación, falta de hidratación y el no estar abrigado correctamente, por ello se recomienda usar prendas de abrigo resistentes al viento y a la humedad.

¿Cuáles son las señales de alerta?

En el caso de los niños, si presentan mucosidad por la nariz, dificultad para respirar, tos o fiebre, se le debe llevar de inmediato al establecimiento de salud más cercano. En los adultos mayores, los síntomas más comunes son tos, fiebre y dificultad para respirar. Muchas veces se confunde con una gripe común, pero al largo plazo se puede complicar y, si no se toman las medidas preventivas, ocasionar la muerte.

¿Cómo prevenir el contagio?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) menciona que la inmunización es la mejor manera de prevenir la neumonía. Es importante fomentar la vacunación (vacuna tetravalente) en los menores de cinco años y en los adultos mayores de 60, ya que ellos representan los grupos de mayor riesgo.

En el marco del Día Mundial Contra la Neumonía, que se conmemora el 12 de noviembre, puedes poner en práctica estas recomendaciones para no poner en riesgo tu salud.

1. Lavarse las manos con agua y jabón antes de comer y después de ir al baño.
2. Vacunarse contra la influenza.
3. Evitar el contacto con personas con infecciones respiratorias.
4. Ventilar e iluminar los ambientes de la casa o trabajo todos los días.
5. Limpiar las superficies.
6. Cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo desechable, o la parte interior del codo o la manga al toser o estornudar.
7. Limitar el contacto con el humo del cigarrillo.

Tags:

Neumonia

,

Salud

,

OMS