Donald Trump y Vladimir Putin: poder nuclear conjunto adelanta Reloj del Fin del Mundo

Donald Trump propone que Estados Unidos refuerce capacidad nuclear. (Foto: Getty Images)

Donald Trump propone que Estados Unidos refuerce capacidad nuclear. (Foto: Getty Images)

Síguenos en Facebook



El ascenso de Donald Trump al poder en Estados Unidos y las ambiciones bélicas de su par de Rusia, Vladimir Putin, encienden las alarmas sobre el uso de la energía nuclear.

Un panel de científicos, entre ellos 15 ganadores del Premio Nobel, adelantó el simbólico Reloj del Fin del Mundo a dos minutos y medio de la medianoche, hora figurada de la autodestrucción de la humanidad.

Es la primera vez, desde que en 1953 ambas potencias instalaron su primer arsenal atómico, que la Tierra enfrenta una amenaza de esta magnitud, advierten los científicos. Aquella vez las manecillas marcaron dos minutos antes de la hora del fin. El mundo llevaba unas tres décadas a tres minutos del apocalipsis.

Putin y Trump pueden elegir comportarse como hombres de Estado o como niños petulantes. Esta situación mundial ya amenazadora fue escenario del aumento de un nacionalismo estridente en todo el mundo en 2016, incluso en una campaña presidencial de Estados Unidos durante la cual el vencedor, Donald Trump, hizo comentarios inquietantes sobre el uso y la proliferación de armas nucleares y expresó su incredulidad hacia el consenso científico sobre el cambio climático”, manifestó el equipo.

“Las palabras importan, no tanto como los hechos, pero importan mucho”, añadieron los responsables del Reloj del Fin del Mundo.

DONALD TRUMP Y SU CONSEJO DE ‘SEGURIDAD’ A JAPÓN

A los científicos les preocupa, puntualmente, el deseo expresado por Donald Trump, ya electo presidente, de reforzar la capacidad nuclear de Estados Unidos, “hasta que el mundo recobre el sentido acerca de estas armas”.

Asimismo, su sugerencia de que Japón fabrique armamento atómico para afrontar la amenaza de Corea del Norte, y su negación del cambio climático.

El Reloj del Fin del Mundo (Doomsday Clock) se creó en 1947 por la junta del Boletín de Científicos Atómicos, un grupo de especialistas que pretendían concienciar del riesgo del armamento nuclear. En su creación se situó a 7 minutos de la medianoche. En 1995 se ubicaba a 14 minutos de la hora señalada. En 2007 el cambio climático ingresó por primera vez entre sus preocupaciones.

El calentamiento global es otro factor decisivo para el horario, pues el año pasado fue el más caluroso de los registros históricos, por tercera vez consecutiva. Donald Trump es “abiertamente hostil” a enfrentar el cambio climático, lamentan.

Relacionadas