¿A cuántos yihadistas de ISIS mató la ‘madre de todas las bombas’?

ISIS sufrió varias bajas tras bombardeo de EEUU en Afganistán (EFE)

ISIS sufrió varias bajas tras bombardeo de EEUU en Afganistán (EFE)

Síguenos en Facebook



El pasado jueves, Estados Unidos lanzó el proyectil GBU-43 sobre una base de ISIS en Afganistán.

(ACTUALIZACIÓN 16/04/2017 A LAS 07:50 AM)

RECTIFICAN CIFRA DE MUERTOS

El Ejercitó afgano informó hoy de que el proyectil GBU-43, lanzado por Estados Unidos el pasado jueves sobre una base del Estado Islámico (EI), mató a más de 95 terroristas en Nangarhar, al tiempo que anunció el comienzo de una nueva operación “muy agresiva” contra los insurgentes en el país.

“Más de 95 terroristas clave para el EI fallecieron durante el bombardeo con la ‘madre de todas las bombas’. Las operaciones de de evaluación sobre el terreno aún continúan en la zona”, aseguró en una rueda de prensa en Kabul el adjunto al jefe del Ejército afgano, el general Murad Ali.

Ali señaló que el ataque con el proyectil GBU-43, uno de los más potentes del arsenal convencional de EEUU, era fruto de una “necesidad” y aseguró que su lanzamiento constituye un mensaje para que los países vecinos “se tomen en serio la presencia del EI” en su territorio.

(NOTA ORIGINAL 15/04/2017 A LAS 08:50 AM)

El Ministerio de Defensa de Afganistán informó hoy de que el proyectil estadounidense GBU-43, denominado la “madre de todas las bombas” y lanzado el pasado jueves sobre una base del grupo terrorista Estado Islámico (EI), acabó con la vida de 94 de sus miembros, entre ellos 4 altos cargos.

“En total 94 miembros del EI, incluyendo 4 altos cargos, murieron”, señaló en un comunicado el portavoz del Ministerio de Defensa afgano, Dawlat Waziri.

La nota identificó a los líderes del EI fallecidos como Abubakr, Hamza, Shahid Omar y Walkan Isama en una operación en la que además fueron destruidas cuatro cuevas utilizadas como refugio por los combatientes.

Además varios depósitos de munición de los terroristas y una decena de viviendas fueron destruidas en el ataque, que no dejó víctimas civiles, según detalló el comunicado.

Por su parte, las Autoridades locales de la provincia afgana de Nangarhar, donde tuvo lugar el ataque, ya informaron esta mañana de que el número de miembros del EI fallecidos ascendía a 94.

Tanto el Ministerio de Defensa afgano como el contingente de EEUU en Afganistán han incidido en que el ataque no causó víctimas civiles, pues, según su versión, la única familia que vivía cerca de la base del EI fue desalojada horas antes del bombardeo.

Por su parte, el EI negó la víspera, a través de la agencia de noticias Amaq, que el ataque de EEUU hubiera causado muertos o heridos en sus filas.

A las 19.32 hora local (15.02 GMT) del pasado jueves, EEUU lanzó la denominada como “la madre de todas las bombas” sobre una base del EI ubicada en una zona montañosa en el distrito de Achin, al este de Afganistán y cerca de la frontera con Pakistán.

El proyectil, de 10 toneladas y una de las de mayor poder del arsenal convencional estadounidense, acabó con una estratégica base de este grupo terrorista, compuesta por túneles construidos durante la invasión soviética al país asiático.

El ataque se produjo después de que el Gobierno afgano afirmara esta misma semana que el número de insurgentes del EI en el país es inferior a 400 y que el año pasado abatió a unos 2.500 miembros del grupo, lo que redujo su presencia a solo dos de las 34 provincias afganas.

(Fuente: EFE)

DATOS CLAVES SOBRE ISIS

El autodenonimado Estado Islámico de Irak y el Levante, conocido como Estado Islámico, EI, ISIS o Daesh, es un grupo terrorista fundamentalista yihadista que fue formado por fieles a Abu Bakr al-Baghdadi.

ISIS ha cometido crímenes contra minorías como los yazidíes, kurdos, chiíes, así como cristianos, entre otros. Ha usado la decapitación y fusilamiento como formas de ejecución, e incluso ha quemado vivos a prisioneros.

ISIS lanzó una ofensiva armada el 5 de junio de 2014 contra los ejércitos de Irak y Siria, apoderándose de amplios territorios en ambos países. Mosul (Irak) y Al Raqa (Siria) se convierten en las capitales de facto del autodenominado Estado Islámico.

Desde agosto de 2014, a petición de Irak, Estados Unidos decidió intervenir con bombardeos. Se formó la coalición internacional que primero solo bombardeaba objetivos de ISIS en Irak, y luego también en Siria.

A finales de septiembre de 2015, Rusia interviene militarmente en Siria con bombardeos a posiciones de ISIS y otros grupos yihadistas opositores al régimen de Damasco.

Con el apoyo de los bombardeos aéreos de las potencias extranjeras, las milicias locales – los kurdos (Peshmergas), chiíes (Multitud Popular), entre otras minorías y las propias fuerzas gubernamentales han logrado primero resistir a ISIS y luego lanzar contraofensivas, recuperando pueblos y liberando localidades del horror de Estado Islámico.

El 17 de octubre de 2016, las fuerzas gubernamentales de Irak, con el apoyo de los Peshmergas, milicias de clanes y Multitud Popular, así como con el respaldo aéreo de la coalición internacional, ha iniciado la llamada batalla de Mosul, una ofensiva que tiene como objetivo recuperar la ciudad y sus alrededores de manos de ISIS.

El 6 de noviembre de 2016 la alianza kurdo-árabe Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) con apoyo de la coalición internacional iniciaron la operación Irá del Éufrates o batalla de Al Raqa, que tiene como objetivo liberar la ciudad a Al Raqa.

Relacionadas