The Walking Dead: ¿qué pasó en el episodio 8 de la temporada 6? | SPOILER

Andrew Lincoln es Rick y Tovah Feldshuh es Deanna en 'The Walking Dead' (Foto: AMC)

Andrew Lincoln es Rick y Tovah Feldshuh es Deanna en 'The Walking Dead' (Foto: AMC)

Síguenos en Facebook



Cuidado, alerta de spoiler. Cientos de zombis ingresaron a Alexandría tras la caída de la torre que destruyó parte de la muralla que protegía a los sobrevivientes y lo único sensato por hacer es esconderse, aunque algunos personajes de The Walking Dead tienen muy poca lógica de su lado. Si bien hasta el final de ‘Start to Finish’, octavo episodio de la sexta temporada de The Walking Dead, solo se había registrado la muerte de Deanna (Tovah Feldshuh), el número de víctimas podría aumentar cuando el drama zombi regrese en febrero de 2016, sobre todo como consecuencia de algunas malas decisiones. Hasta entonces, solo nos queda recapitular el capítulo del domingo.

Al empezar ‘Start to Finish’, los walkers invaden Alexandría y Rick (Andrew Lincoln) los espera en el piso, apenas defendiéndose. Para su suerte, Deanna está cerca y lo ayuda con toda la torpeza posible. Si bien actuó con una inesperada valentía, la lideresa de la ciudad cae y termina herida. Solo queda correr y esconderse. No importa dónde. Solo hay que mantenerse lejos de la vista de los zombis, aunque Maggie (Lauren Cohan) no lo logra y termina atrapada en la cima de un andamio. Por el momento está a salvo, pero si hay algo que caracteriza a los zombis es la paciencia.

[The Walking Dead: ¿por qué ‘Start to Finish’ decepcionó a muchos fans?]

[The Walking Dead: ¿qué pasará en el episodio 9 de la temporada 6?]

El resto de protagonistas elige camino distintos. Tara (Alanna Masterson) y Rosita (Christian Serratos) llevan consigo a Eugene (Josh McDermitt), quien fue el que pidió “auxilio” por radio a Daryl (Norman Reedus), Sasha (Sonequa Martin-Green) y Abraham (Michael Cudlitz), y terminan en una cochera, Rick y un importante grupo de sobrevivientes se esconden en la casa de Jessie (Alexandra Breckenridge), Morgan (Lennie James) y Carol (Melissa McBride), para desgracia de ambos, comparten otra vivienda como refugio y la desafortunada Denise (Merritt Wever) se encuentra en la ‘habitación del pánico’ con el ‘lobo’ (Benedict Samuel) que Morgan mantenía como prisionero. Por el momento todos están a salvo, pero nada es fácil en The Walking Dead.



EN LA CASA DE JESSIE

Mientras atienden a Deanna, Rick y Michonne descubren que ha sido mordida por un walker. Está perdida, pero sorprendentemente acepta tranquilamente su destino. De hecho, en lugar de lamentar su próxima muerte, Deanna decide motivar a Michonne para reforzar el fuego que tiene dentro a través de una razón por la vivir. ¿Qué quiere? ¿Por qué lucha? Son preguntas que esta promete responder.

En la misma casa, Sam (Major Dodson) solo agudiza su terror escuchando discos viejos y dejando que las hormigas rodeen una hamburguesa a medio comer. Cuando su madre llega con el resto de alexandrinos e invaden su segundo piso, el horror aumenta su rostro. Si bien le promete a su mamá que será valiente, sus ojos dicen lo contario. Sin embargo, por el momento la situación más crítica está llevándose a cabo en el garaje de los Anderson, donde Ron (Austin Abrams) llora porque cree que Enid (Katelyn Nacon) está muerta y asume también que todos están muertos, incluido Carl (Chandler Riggs). Por esa razón, el hijo mayor de Jessie cierra la puerta con seguro y saca su arma, pero no es tan rápido como su ‘rival’, quien la tira. Aún así, Ron no se detiene y coge una pala con la que intenta golpear al hijo de Rick, pero en lugar de eso rompe un vidrio y atrae la atención de los walkers. Los adolescente continúan su pelea hasta que los zombis amenazan con ingresar por la ventana. Para suerte de ambos, Rick rompe la puerta y se alista a ayudarlos, pero ya es tarde. Solo queda bloquear el otro ingreso con un sofá con ayuda de todos, incluido el padre Gabriel (Seth Gilliam). No obstante, el esfuerzo es vano. Como los zombis han centrado su atención en la casa, ahora golpean por todos lados.

Mientras Rick y compañía intentan aguantar la arremetida de los walkers, Carl persigue a Ron y le quita su pistola diciéndole que “mira, lo entiendo, mi papá mató a tu papá, pero necesitas saber algo, tu papá era un idiota”. Poco después, como escucha llorar a Judith, Rick va a buscarla y encuentra a Deanna agachada sobre ella. El sheriff cree que la lideresa de Alexandría se ha convertido en zombi, pero todavía está viva, solo quería ver a la bebé por última vez, pero sus piernas la traicionaron y tropezó a un lado de la cuna. Deanna aprovecha esta pausa para entregarle dos notas a Rick: una para Maggie y otra para Spencer (Austin Nichols). Además, le pide que cuide a su hijo como si fuese uno de los suyos. Deanna le explica al sheriff que lo salvó al empezar ‘Start to Finish’ no porque le simpatice, sino porque pertenecen al mismo lugar y quiere que Rick entienda eso, que ahora cada alexandrino es uno de los suyos. Esa es la respuesta que esperaba de Rick cuando en el capítulo anterior salvó a Spencer, pero ¿el policía entenderá la lección? La idea es que ya no divida la ciudad en dos grupos. Como dijo Tara en ‘Heads Up’, tienen que ayudarse y protegerse entre todos.

[The Walking Dead: los memes del final de mitad de la temporada 6 | FOTOS]

[The Walking Dead: así es la muerte de Deanna Monroe en el cómic | FOTOS]

La plática de Rick y Deanna es cortada por los gritos del primer piso. Gabriel le dice al sheriff que los zombis ya son demasiados antes de que estos rompan puertas y ventanas para apoderarse del hogar de los Anderson. La única alternativa de los sobrevivientes es colocar un sofá como muro al pie de la escalera, pero es una solución momentánea. ¿Qué hacer entonces? Rick tiene la respuesta: como en la primera temporada de The Walking Dead, cubrirse con tripas y sangre de walkers para camuflarse y caminar entre ellos. Si bien a todos parece disgustarles la idea, nadie se opone.

Mientras sus compañeros se bañan con desperdicios de zombi, Michonne le ofrece a Deanna poner punto final a su dolor, pero esta le replica que “algún día este dolor te será útil”, citando una frase en latín que decía su esposo. Deanna tiene una pistola con la que hacerse cargo de ella por sí misma y más bien le pide a Michonne que averigüe qué quiere, no solo para la ciudad, sino también para ella misma.

Cuando el grupo sale camuflado y de la mano de casa, Deanna coge su arma, pero en lugar de suicidarse, arremete con los walkers a disparos. Su última escena es un grito de furia mientras los zombis se acercan. Fuera de casa, Rick y sus aliados aguardan unos segundos para después iniciar su peligrosa caminata. Para sorpresa de mucho, todo parece ir bien hasta que Sam empieza a llamar a su mamá. Las tripas de zombis pueden ocultar el olor, pero no el sonido.



CAROL Y MORGAN

En otro punto de la ciudad, Carol y Morgan escapan de los walkers, pero en ese trote, la primera cae y se golpea en la cabeza. No obstante, juntos llegan a una casa donde se esconden. Más calmados, Morgan le dice que podría tener una conmoción cerebral y le pide revisar su herida, pero Carol le aclara que no confía en él. Para Morgan, no es el momento para discutir sus diferencias, pero Carol se las arregla para salir de la casa y llegar a la prisión, donde Denise atiende al ‘lobo’ mientras intenta guiarlo por el ‘buen camino’ para que ya no asesine sin ninguna razón. Sin embargo, el salvaje no entiende otra opción en el fin del mundo.

[The Walking Dead: ¿cuándo será estrenada la segunda mitad de la temporada 6?]

[The Walking Dead: así fue introducido Negan en la temporada 6 | VIDEO]

Cuando Carol llega, está lista para asesinar al ‘lobo’, pero Morgan la detiene, repitiendo ciertos momentos de su primer encuentro con Eastman (John Carroll Lynch). Morgan intenta convencerla de darle una oportunidad al ‘lobo’, cuyo nombre es desconocido, pero hasta este cree que lo más sensato es que lo maten. De todos modos, dice, ya están todos muertos.

En ese contexto, la lucha es inevitable. Carol intenta herir a Morgan, pero este se defiende y hace que su rival pierda su cuchillo para después noquearla sin imaginar que el ‘lobo’ aprovecharía el pandemonio para golpearlo en la cabeza. A los pocos segundos, Eugene, Tara y Rosita irrumpen en la habitación, pero el villano toma como rehén a Denise y se marcha con ella como protección.

Al final de ‘Start to Finish’, Glenn (Steven Yeun) se soma por un muro de Alexandría y descubre a Maggie en el andamio, con los walkers debajo de ella. ¿Qué pasará ahora? Cualquier respuesta tendrá que esperar hasta el 14 de febrero de 2016.



BONUS

Los créditos finales de The Walking Dead fueron cortados por una escena adicional, donde Daryl, Sasha y Abraham están regresando a Alexandría en su nueva camioneta, pero en el camino son interceptados por un grupo de motociclistas armados. Estos hombres los obligan a bajar de su vehículo y les exigen que entreguen todo lo que tenga porque sus pertenencias ahora son de Negan (Jeffrey Dean Morgan).

[The Walking Dead: así se despidieron los actores hasta 2016 | VIDEO]



DATOS CLAVES DE THE WALKING DEAD

The Walking Dead es emitida los domingos a las 9:00 pm (hora local) por AMC en Estados Unidos y los lunes a las 8:99 pm (hora peruana) por Fox en América Latina.



TAMBIÉN LEE SOBRE THE WALKING DEAD






Si te gustó lo que acabas de leer, te invitamos a seguirnos en Facebook y Twitter .


Relacionadas