First Blood: John Rambo se suicida en final original y director lo explica todo

John Rambo se suicida en el final original de 'First Blood' (Foto: Orion Films)

John Rambo se suicida en el final original de 'First Blood' (Foto: Orion Films)

Síguenos en Facebook



FOTOS Y VIDEOS. La novela First Blood), de David Morrell, fue publicada en 1972 como el relato de un veterano de Vietnam, de nombre John Rambo, y su lucha contra el sheriff de un pequeño pueblo, pero solo decir lucha queda corto. Ambos desatan una guerra y derraman sangre hasta que ambos caen muertos… y una década después de la aparición del libro, el director Ted Kotcheff firmó para realizar una adaptación cinematográfica con un punto de vista algo diferente. En su película, Rambo se enfrasca desde un inicio en una misión suicida.

Originalmente, Rambo debía suicidarse… con la pequeña ayuda de Kirk Douglas, quien fue seleccionado primigeniamente como el coronel Trautman.

A propósito del lanzamiento de sus memorias Director’s Cut: My Life in Film, Kotcheff contó todo sobre su versión original de First Blood. Según dijo, cuando decidió ingresar de lleno a esta aventura, investigó todo lo que pudo sobre los veteranos de Vietnam y de estas pesquisas surgió su final original para la película.

VIETNAM

En conversación con Entertainment Weekly, el director sostuvo que la guerra de Vietnam en realidad fue “muy estúpida” por haber nacido de la idea de que si Vietnam se hacía comunista, todo el sudeste asiático seguiría sus pasos y que como efecto dominó, otras naciones adoptarían la misma doctrina. Kotcheff apuntó que 1 millón de vietnamitas murieron en el conflicto y que los soldados estadounidenses que volvieron a casa – de las 58.000 tropas que fueron enviadas –, “se sentían horribles, culpables, sentían que habían ensuciado sus almas por absolutamente nada”. Pero ese solo fue el principio de su desgracia.

fist blood john rambo
First Blood fue estrenada en 1982 (Foto: Orion Pictures)

El cineasta indicó que los veteranos fueron tratados muy mal en casa. A diferencia de los héroes de la Segunda Guerra Mundial, estos veteranos fueron “vilipendiados y rechazados” por haber perdido la guerra, la primera que Estados Unidos perdía. Además, algunos sectores de la sociedad empezaron a considerarlos solo un grupo de “borrachos” y en última instancia, los soldados comprendieron “que no había lugar para ellos”.

“Esto es lo que le sucede a Rambo. Por eso concebí First Blood como la misión suicida de Rambo. La película fue concebida básicamente como la tragedia de Rambo, que reflejaba la tragedia de tantos veteranos con los que hablé. Conocí a tipos que más tarde se suicidaron. Su tragedia reflejó su tragedia y cómo llegaron a la triste conclusión de suicidarse”, señaló Kotcheff.

El director reveló que desde un principio quería a Sylvester Stallone en el papel y que fue el mejor día de su vida cuando el actor aceptó unirse al proyecto apenas un día después de recibir el guión. Sin embargo, precisó que Stallone puso como condición participar en la reescritura del filme y Kotcheff accedió a su pedido porque adoró su trabajo como guionista de Rocky.

EL FINAL ORIGINAL Y EL CAMBIO

Listo todo, empezaron las grabaciones y cuando llegaron a la escena final, “fue increíblemente emocional” en palabras del director.

“Está rodeado por el ejército y por la policía. Está en la comisaría. El coronel entra allí para sacarlo de su miseria. (Rambo) dice: ‘sé que tienes una pistola debajo de tu chaqueta. Me creaste, ahora tienes que matarme’ y saca el arma, pero no puede hacerlo, por supuesto. Pero Rambo lo alcanza, presiona el gatillo y se dispara a sí mismo. Toda la escena fue terriblemente emotiva. ¡Se suicida!”, enfatizó.

¿Qué pasó entonces? ¿Por qué no quedó este final? Ted Kotcheff recordó que Stallone se le acercó y le dijo lo siguiente: “Ted, ¿sabes? Hemos hecho pasar por tanto a este personaje. La policía lo maltrata. Lo han perseguido sin cesar. Los perros son lanzados tras él. Salta acantilados. Corre a través del agua helada. Le disparan en el brazo y tiene que coserse él mismo. Todo esto y ¿ahora lo vamos a matar”.

En respuesta, el director reconoció que también había pensado en que quizá estaban haciéndole demasiado a Rambo. Como el personaje ya había superado distintas pruebas, el público ya debía haber entendido el mensaje de la película hasta antes de la escena final y matarlo en los últimos minutos solo significaría que el enemigo había ganado.

“Le dije, ‘Sylvester tienes un punto’ y algo apareció en mi cabeza de inmediato. Le dije ‘sé exactamente cómo hacerlo’. Cortamos esta escena justo antes de que (el coronel) sacara la pistola. Salen de la comisaría. Comienzan a caminar por los escalones. Hago un paneo a la ambulancia y veo al sheriff en la ambulancia. Le han disparado, pero no está muerto. Volvemos a Sylvester en una sola toma. Está tan feliz de no haberlo matado. La cámara se cierra, los sigue a medida que bajan a la calle. La ciudad entera está allí. Lo miran, los mira. Terminan en un jeep y se van. Todo en una toma larga. A Sylvester le encantó, así que dije ‘ok, chicos’ y lo alineé todo”, relató.

Cuando empezó a grabar el otro final, los productos ejecutivos Mario Kassar y Andrew Vajna se acercaron a la carrera para reclamarle por alargar las grabaciones, sobrepasar el presupuesto y por cambiar el desenlace suicida, pero Kotcheff los calló señalándoles que solo tardaría dos horas más y que el distribuidor estadounidense de First Blood seguramente querrá un final feliz.

“No tendrán que gastar una tonelada de dinero trayendo a todo el elenco y equipo de nuevo – en marzo, con mal tiempo – en ese momento. Besarán mi trasero en gratitud”, agregó.

first blood john rambo
El papel de John Rambo es uno de los más famosos de Sylvester Stallone (Foto: Orion Films)

Cuando a Orion Films, la distribuidora, le fue comunicado que la película tenía dos finales, se decidió realizar una prueba con audiencia y “todos dijeron con sus propias palabras que ‘esta es la mejor película de acción que he visto, pero ¡el final es horrible!‘”. Después de eso, acordaron quedarse con el final feliz.

“Los finales infelices son finales intelectuales, mientras los finales felices son finales populares”, acotó el director.

Como First Blood fue un éxito mundial, Vajna y Kassar produjeron tres secuelas igual de rentables, aunque ya sin Kotcheff, a quien particularmente no le gustó que convirtieran a Rambo en una “máquina de matar”.

“En mi película, está en contra de matar, no matará a nadie. En la secuela se convierte en una máquina de matar. ¡Mata a unas 75 personas! Les dije que ‘ese no es el personaje que creé, si vas a hacer eso, buena suerte, diviértanse’”, contó.

Ahora, independientemente de la secuela, ¿dónde cree fue llevado Rambo al final de First Blood? Kotcheff sostuvo que probablemente a asistencia psiquiátrica del ejército y que más tarde sería reincorporado por su experiencia. Según refirió, “pensé que tal vez el coronel podía identificar lo que había salido mal, que ayudaría a Rambo a tener una vida más satisfactoria”.

KIRK DOUGLAS

En la misma entrevista, Ted Kotcheff reveló que Kirk Douglas fue su primera opción para el papel del coronel Trautman y que el actor había aceptado sumarse al proyecto tras leer el guión, pero que fue dejado en el camino por nunca quedar contento con el libreto e intentar apoderarse de las líneas de otros personajes.

“Le envié el guión cuando estaba actuando en una obra en San Francisco. Le encantó el guión y dijo que quería hacerlo. Luego, cuando llegó, comenzó a pelear antes de que empezáramos a grabar. ‘Esta línea tiene que ser cambia’. ‘No me gusta esta escena’”, evocó el director.

“Le dije a los productores, ‘no puedo complacer a este tipo. He vuelto a escribir esta escena cuatro veces tratando de incorporar las cosas que él me dice y cuando lo ve en la página, no le gusta’. Finalmente me permitieron decirle ‘Kirk, leíste el guión hace tres meses, te gustó y acordarte hacerlo, este es el guión que queremos hacer y este es el guión en el que quiero que estés, pero si no quieres hacerlo, puedes regresar a Los Angeles’. Y bueno, Kirk Douglas volvió a Los Angeles”, finalizó entre risas.

Relacionadas