13 Reasons Why: ¿serie hizo bien al mostrar el suicidio de Hannah Baker? Una especialista opina

La escena del suicidio de Hannah Baker es bastante explícita en '13 Reasons Why' (Foto: Netflix)

La escena del suicidio de Hannah Baker es bastante explícita en '13 Reasons Why' (Foto: Netflix)

Síguenos en Facebook



FOTOS Y VIDEO. El último episodio de 13 Reasons Why arranca con una advertencia que señala que “el siguiente episodio contiene escenas que algunos espectadores podrían encontrar perturbadoras y/o que podrían no ser adecuadas para audiencias más jóvenes, incluyendo representaciones gráficas de violencia y suicido. Se recomienda la discreción del espectador” y la advertencia en realidad es necesaria.

El final de temporada de 13 Reasons Why muestra a Hannah Baker (Katherine Langford) ingresando a la bañera de su casa y cortándose las muñecas con una cuchilla de afeitar. Para cuando sus padres la encuentran, ya es muy tarde. está muerta. Y solo después de haber visto esta escena, empieza el debate.

Sin importar cuán gráfica sea la representación de un suicidio en la pantalla, igual despierta peligros potenciales. De acuerdo a varios estudios, la exposición a representaciones de este tipo puede influir negativamente en personas que piensan en el suicidio y que están potencialmente en peligro. De hecho, en sus ‘Recomendaciones para informar sobre el suicidio’, la American Foundation for Suicide Prevention (Fundación Americana para la Prevención del Suicidio) señala que “el riesgo de suicidios adicionales aumenta cuando una historia describe explícitamente el método suicida, usa imágenes o titulares gráficos o dramáticos y repite o alarga una cobertura que sensacionaliza o glamoriza una muerte”. Por tanto, ¿cómo debe mostrarse un suicidio en la pantalla si la intención es abordar a fondo un problema del que se habla poco?

13 reasons why netflix hannah baker
13 Reasons Why es la historia de Hannah Baker (Foto: Netflix)

En conversación con Entertainment Weekly, la directora médica de la American Foundation for Suicide Prevention, Christine Moutier, quien dijo no haber visto ningún episodio de 13 Reasons Why, indicó que lo mejor siempre será presentar a la persona que lucha contra estas ideas y encaminarla hasta el lugar donde puede encontrar ayuda.

“Podrías representar a un personaje que está luchando, que está tratando con problemas de salud mental, así como con las preocupaciones de la vida, el bullying u otros tipos de factores de estrés, y podrías mostrar incluso que se convierte en suicida, que tiene pensamientos suicidas y luego trabajar sus temores sobre ‘¿está bien hablar de esto?’. ‘¿Con quién puedo hablar? ¿Puedo aceptar que soy la misma persona vibrante si tengo que recibir tratamiento para esto?’”, manifestó.

Moutier apuntó que el fin de una producción audiovisual de este tipo debe ser concientizar al público que de los suicidios son un problema de salud mental.

“Estas son las formas que probablemente tienen un efecto preventivo en la audiencia y en la comunidad”, agregó antes de señalar que representar gráficamente un suicidio – como en 13 Reasons Why – “es una zona roja grande por el peligro de contagio”.

13 reasons why hannah baker
Hannah se suicida en el episodio final (Foto: Netflix)

Entonces, ¿ 13 Reasons Why eligió el camino equivocado? Además de explicar qué lleva a Hannah a tomar esta fatal decisión y el suicidio de la muchacha en sí, la serie incide en dónde podría haber pedido ayuda y quiénes podrían haberla sostenido si hubiesen advertido las señales. En una de las escenas finales de la serie de Netflix, Hannah visita al consejero de su escuela y le dice que se siente vacía por dentro. Según confiesa, “no siento nada”, pero el consejero pasa por alto su grito de auxilio. Solo después de su muerte, el Sr. Porter (Derek Luke) y otras personas que pudieron salvar a Hannah aprenden a hacer más preguntas y a escuchar un poco más. También a ser más amables. Es un punto a favor.

“Creemos firmemente que la cuestión del suicidio es realmente importante como para aumentar el volumen (de las escenas), así que no es que todas las representaciones sean malas. Es la forma en la que se hace. Tiene que ser un mensaje de prevención y un mensaje de esperanza, algo que pueda inspirar a otros a trabajar sus vidas, si están en una crisis o incluso en una crisis suicida”, agregó Moutier.

En diálogo con el mismo medio, el escritor Jay Asher, autor de 13 Reasons Why, opinó que la escena del suicidio no podía ser “glamurizada”. De acuerdo a sus palabras, debía verse y ser doloroso.

Por su parte, el guionista y creador de la serie, Brian Yorkey, enfatizó que el equipo de 13 Reasons Why trabajó muy duro para que la exploración del suicidio de Hannah no fuera gratuita.

“Queríamos que fuera doloroso de ver porque queríamos que fuera muy claro que no hay nada, de ninguna manera, por lo que valga la pena el suicidio”, manifestó.

13 reasons why hannah baker clay netflix
13 Reasons Why ya está disponible en Netflix (Foto: Netflix)

13 Reasons Why es la historia de Hannah Baker, una adolescente que se suicida tras ser constantemente acosada en su escuela. Sin embargo, la historia no termina con su muerte. En realidad, la serie empieza con esta. Antes de suicidarse, Hanna graba unas cintas de casete donde menciona las 13 razones por las que decidió quitarse la vida y cada una de estas razones es una persona en particular. A lo largo del nuevo drama de Netflix, estas personas escuchan las grabaciones y viven con las consecuencias de sus acciones.

MIRA EL TRÁILER DE 13 REASONS WHY

Relacionadas