Tres veces tú de Federico Moccia. (Foto: Planeta)

Tres veces tú de Federico Moccia. (Foto: Planeta)

Síguenos en Facebook



Por: Angela Espinoza Hermoza.
RESEÑA. Han pasado seis años desde el final de Tengo ganas de ti y parece que la vida de Step está más estable que nunca en Tres veces tú. El éxito profesional le ha sonreído, y en el terreno romántico está a punto de dar el gran paso final del matrimonio junto a Gin. Sin embargo, la sombra de Babi vuelve a aparecer y pone su mundo de cabeza.

En Tres veces tú, el escritor italiano Federico Moccia pretende darle un punto final, cerrar el círculo a esta complicada historia de amor juvenil que se inició en 1992 con Tres metros sobre el cielo cuando Step, un adolescente impulsivo y violento, inició un tórrido romance con Babi, una estudiante perfecta.

Ahora Step es un reconocido productor de TV, está por casarse con Gin y parece que ha conseguido encontrar la felicidad. Sin embargo, Babi vuelve a irrumpir en su vida, esta vez con una noticia demoledora para la estabilidad emocional de Step.

Se supone que en los últimos seis años, los protagonistas han madurado. Step es capaz de manejar mejor sus carácter y al menos en el aspecto profesional tiene un control sobre su vida, aunque su compañero de trabajo parece ser el que verdaderamente mueve los hilos de su empresa Futura. En algunos de los pasajes se reconcilia con su pasado, con su madre, lo cual es un punto importante en su vida. No obstante, Step termina siendo un personaje que no sabe bien lo que quiere, o que aun sabiéndolo, no se atreve a actuar y se deja llevar por las situaciones.

Por su parte, Babi es presentada como una mujer manipuladora y egoísta, capaz de hacer lo que sea por el amor de su vida. Cree que tiene la posibilidad de corregir un error del pasado y tratará de hacerlo, sin importar el daño que hace a otras personas. Intenta recuperar el control sobre Step con un ‘instrumento’ digno de drama de telenovela, pero eficaz.

El tercer punto de este triángulo amoroso es Gin, la joven algo obsesiva de Tengo ganas de ti que a punta de esfuerzo conquistó el corazón de Step, es convertida por Moccia es un personaje que vive una fantasía y no se da cuenta. Pese a ello, tendrá un duro encuentro con la realidad por un factor completamente ajeno a Step.

A lo largo de las más de 800 páginas de Tres veces tú, Moccia intenta llenar el vacío de los últimos seis años en la vida de los protagonistas, lo cual ayuda a los que recién leen la saga a entender algo sobre sus pasados, aunque quizá resulta repetitivo para los conocedores de la trilogía. Además, hace una revelación un tanto insólita sobre un personaje querido.

El autor pone a Step como el gran protagonista abrumador de Tres veces tú, está en todos lados. Utiliza los cambios de tiempo que logran mantener el interés de los lectores, además de tener un estilo fresco. Sin embargo, en las más de 800 páginas hay varias historias que podrían haberse omitido y aligerado la obra, que por momentos se hace eterna. Futura ocupa gran parte del libro, en un intento del autor de mostrar la nueva vida de Step.

El final de Tres veces tú puede ser decepcionante para algunos seguidores. De todas maneras, Step está ante la disyuntiva de tener que elegir entre Babi, el gran amor de su juventud, o Gin, que representa la estabilidad de su vida, por lo algunos se sentirán en particular traicionados por su actitud. Afortunadamente para este indeciso personaje, Moccia se asegura que sea el destino el que decida por él.

PARA VER LOS LIBROS MÁS VENDIDOS DE LA SEMANA, HAZ CLIC AQUÍ

Esta nota sobre libros fue actualizada el 12.08.2017 a las 08:21 am