Esta confluencia de no había tenido lugar desde la segunda mitad del siglo XIX, señalan los especialistas. (Foto: EFE)

Esta confluencia de no había tenido lugar desde la segunda mitad del siglo XIX, señalan los especialistas. (Foto: EFE)

Síguenos en Facebook



Este enero no es un mes cualquiera para la NASA , pues el primer mes de 2018 es realmente generoso en eventos celestes. Luego de iniciarse con la superluna ‘del lobo’, el cielo nocturno tendrá tres increíbles acontecimientos que ocurrirán simultáneamente el 31 de enero. ¿De qué se tratan?

Una superluna de sangre, una superluna azul y un eclipse lunar completo, una confluencia de no había tenido lugar desde la segunda mitad del siglo XIX, informa Newsweek.

De acuerdo con los astrónomos, la luna azul, que adquirirá un brillo más débil de lo normal debido a la escasa luz solar, probablemente se verá roja en algunas áreas del planeta a causa del eclipse lunar total, de ahí que se le llame ‘luna de sangre’.

Debido a que esta será la segunda luna llena de enero, durante el mes de febrero no habrá luna llena. En cambio, marzo verá también dos plenilunios.

La NASA está motivando a los aficionados a utilizar estos raros eventos lunares como una oportunidad para estudiar nuestro satélite.

“Las superlunas son una gran oportunidad para que la gente empiece a mirar a la Luna, no solo una vez, sino todas las veces que tengan la oportunidad de hacerlo”, dijo Noah Petro, científico investigador del Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la NASA.

DATOS CLAVES SOBRE LA NASA

La NASA es la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos.

Fue fundada por el presidente Dwight D. Einsenhower en 1958 con una orientación civil.

Entre los éxitos más importantes de la nasa se encuentran las misiones Apolo que llegaron a la Luna. Actualmente apoya la Estación Espacial Internacional, mientras explora otros planetas, estrellas, siendo su objetivo más inmediato Marte, el planeta rojo.

¿POR QUÉ SE LLAMA SUPERLUNA?

Se denomina Superluna al fenómeno por el cual la luna llena se encuentra a no más de un 10% de su punto más cercano a la Tierra.

Esto permite que los humanos vean el satélite más grande de lo habitual. Sin lugar a dudas, ver la Superluna es un espectáculo que nadie se puede perder.