ISIS: la tragedia de una familia iraquí golpeada por armas químicas en Mosul

Una familia iraquí ha sufrido un duro revés tras ser atacada con armas químicas, lanzadas supuestamente por el grupo yihadista Estado Islámico (EI, ISIS o Daesh), en la parte oriental y liberada de la ciudad de Mosul, en el norte de Irak. La mujer, de 39 años, recuerda lo que pasó cuando se encontraba en su casa con sus cinco niños, de edades comprendidas entre el mes y medio y los 11 años. Un proyectil golpeó su casa y la dejó casi destruida y, sobre todo, con "un olor insoportable", relata Ejlas mientras sostiene en sus brazos a su bebé, de 45 días, en una habitación del hospital de Rozhawa, al oeste de Erbil (Kurdistán iraquí). (Foto: EFE/Yáser Yunes)

Una familia iraquí ha sufrido un duro revés tras ser atacada con armas químicas, lanzadas supuestamente por el grupo yihadista Estado Islámico (EI, ISIS o Daesh), en la parte oriental y liberada de la ciudad de Mosul, en el norte de Irak. La mujer, de 39 años, recuerda lo que pasó cuando se encontraba en su casa con sus cinco niños, de edades comprendidas entre el mes y medio y los 11 años. Un proyectil golpeó su casa y la dejó casi destruida y, sobre todo, con "un olor insoportable", relata Ejlas mientras sostiene en sus brazos a su bebé, de 45 días, en una habitación del hospital de Rozhawa, al oeste de Erbil (Kurdistán iraquí). (Foto: EFE/Yáser Yunes)

Síguenos en Facebook



Una familia iraquí ha sufrido un duro revés tras ser atacada con armas químicas, lanzadas supuestamente por el grupo yihadista Estado Islámico (EI, ISIS o Daesh), en la parte oriental y liberada de la ciudad de Mosul, en el norte de Irak.

“Me sentí asfixiada y no podía respirar”, cuenta a Efe Ejlas, madre de cinco hijos, hospitalizada con ellos en el centro médico de Rozhawa, en el oeste de la capital de la región del Kurdistán, Erbil.

La mujer, de 39 años, recuerda lo que pasó el pasado miércoles cuando se encontraba en su casa con sus cinco niños, de edades comprendidas entre el mes y medio y los 11 años.

Un proyectil golpeó su casa y la dejó casi destruida y, sobre todo, con “un olor insoportable”, relata Ejlas mientras sostiene en sus brazos a su bebé, de 45 días, en una habitación del hospital.

En el cuarto, junto a la madre y su lactante, yacen dormidos tres de sus hijos en camas separadas, mientras dos médicos de la Cruz Roja les cuidan. Solo su hija Dima, de tres años, se encuentra instalada en otra habitación debido a su estado más grave, ya que apenas puede abrir los ojos de la hinchazón.

El director del hospital, Lauand Serdar, asegura a Efe que la familia fue atacada “con armas químicas” y que esta es “la primera vez” que reciben un caso similar.

Serder pide al Gobierno Federal en Bagdad y al Ministerio de Sanidad “apoyo con los medicamentos y los diferentes cuidados necesarios para sanar” a esa familia, y teme nuevos casos.

Por su parte, las fuerzas iraquíes han pedido a las familias del barrio no acercarse a la casa, en el barrio oriental de Carach, liberado en enero de la férula yihadista, hasta que tomen las medidas preventivas. Ya han informado a la familia que están iniciando los preparativos para quemar la casa.

Nazem Hamed, el marido de Ejlas y el padre de los cinco hijos, estaba en su ferretería cuando escuchó la explosión. Fue corriendo a su casa y trasladó a su familia al hospital.

Hamed aduce, tras saber que las fuerzas iraquíes van a quemar su vivienda, que su familia es muy pobre, pues solo tienen esa casa y la tienda donde trabaja.

Ante este suceso, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) recordó en un comunicado que el uso de armas químicas está “absolutamente prohibido por el derecho internacional humanitario”, y condenó “cualquier uso” realizado por “cualquier parte” en esta contienda que se libra para expulsar a los extremistas de su bastión más querido en Irak.

Ampollas, enrojecimiento de los ojos, irritación, vómitos y tos. Esos son los síntomas que sufre la familia y que el director regional del CICR para Oriente Medio, Robert Mardini, cuenta en el texto difundido por la institución, ya que se mostró “alarmado” por la situación.

De confirmarse que el grupo radical lanzó estos gases tóxicos, no sería nada nuevo ya que EEUU y varios grupos defensores de los derechos humanos, así como habitantes de zonas anteriormente controladas por los yihadistas, han denunciado que ISIS se valió de armas químicas, como gas mostaza, en varios atentados en Irak y Siria.

El grupo extremista usó las instalaciones de la Universidad de Mosul como un laboratorio químico para fabricar armas y explosivos.

Ejlas y sus hijos viven una tragedia que, por suerte, pueden contar mientras se recuperan en un hospital, aunque por desgracia, en pocos días perderán una parte de lo poco que tienen en esa ciudad que les vio crecer.

Fuente: EFE

DATOS CLAVES SOBRE ISIS

El autodenonimado Estado Islámico de Irak y el Levante, conocido como Estado Islámico, EI, ISIS o Daesh, es un grupo terrorista fundamentalista yihadista que fue formado por fieles a Abu Bakr al-Baghdadi.

ISIS ha cometido crímenes contra minorías como los yazidíes, kurdos, chiíes, así como cristianos, entre otros. Ha usado la decapitación y fusilamiento como formas de ejecución, e incluso ha quemado vivos a prisioneros.

ISIS lanzó una ofensiva armada el 5 de junio de 2014 contra los ejércitos de Irak y Siria, apoderándose de amplios territorios en ambos países. Mosul (Irak) y Al Raqa (Siria) se convierten en las capitales de facto del autodenominado Estado Islámico.

Desde agosto de 2014, a petición de Irak, Estados Unidos decidió intervenir con bombardeos. Se formó la coalición internacional que primero solo bombardeaba objetivos de ISIS en Irak, y luego también en Siria.

A finales de septiembre de 2015, Rusia interviene militarmente en Siria con bombardeos a posiciones de ISIS y otros grupos yihadistas opositores al régimen de Damasco.

Con el apoyo de los bombardeos aéreos de las potencias extranjeras, las milicias locales – los kurdos (Peshmergas), chiíes (Multitud Popular), entre otras minorías y las propias fuerzas gubernamentales han logrado primero resistir a ISIS y luego lanzar contraofensivas, recuperando pueblos y liberando localidades del horror de Estado Islámico.

isis
Bandera de ISIS en un pueblo sirio. (Foto: Getty Images)

El 17 de octubre de 2016, las fuerzas gubernamentales de Irak, con el apoyo de los Peshmergas, milicias de clanes y Multitud Popular, así como con el respaldo aéreo de la coalición internacional, ha iniciado la llamada batalla de Mosul, una ofensiva que tiene como objetivo recuperar la ciudad y sus alrededores de manos de ISIS.

El 6 de noviembre de 2016 la alianza kurdo-árabe Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) con apoyo de la coalición internacional iniciaron la operación Irá del Éufrates o batalla de Al Raqa, que tiene como objetivo liberar la ciudad a Al Raqa.

DATOS CLAVES SOBRE BATALLA DE MOSUL

En junio de 2014, ISIS tomó el control de Mosul, la segunda ciudad más importante de Irak, tras la huida del Ejército iraquí. Esta urbe se convirtió en la llamada capital del califato en ese país árabe.

El 17 de octubre de 2016, las fuerzas gubernamentales de Irak, con el apoyo de los Peshmergas (kurdos), milicias de clanes y Multitud Popular (Chiíes), así como con el respaldo aéreo de la coalición internacional liderada por Estados Unidos (EEUU-USA) ha iniciado la llamada batalla de Mosul, una ofensiva que tiene como objetivo recuperar la ciudad y sus alrededores de manos de ISIS.

Pese a todas las milicias involucradas en la lucha sobre el terreno, solo las fuerzas gubernamentales de Irak entrarán en Mosul. Según lo acordado, ni Peshmergas, ni Multitud Popular ingresarán a la urbe.

El 24 de enero de 2017, las fuerzas iraquíes anunciaron la liberación del este de Mosul.

Para seguir todo sobre la batalla de Mosul haz clic aquí

Batalla de Mosul: ¿quiénes luchan contra ISIS? | FOTOS

Las armas de ISIS: bombas, trampas, túneles y suicidas | VIDEO

Relacionadas