Donald Trump: ¿qué le piden antes de su reunión con Xi Jinping?

Síguenos en Facebook



La organización Human Rights in China (HRIC) instó hoy al presidente Donald Trump a mantenerse firme en la defensa de los derechos humanos en su primera reunión con su homólogo chino, Xi Jinping, quien llegará mañana a Florida, Estados Unidos.

“En un momento en el que China se define a sí misma como líder global, su falta de respeto a los derechos y la dignidad de su pueblo tiene consecuencias a nivel regional y global, incluso para la economía y la sociedad estadounidenses”, señala HRIC en un comunicado.

La ONG pide a Trump que presione a Xi para “detener las serias violaciones de derechos humanos, el ataque al Estado de Derecho y la represión contra la sociedad civil china”.

A colación de las promesas del nuevo ocupante de la Casa Blanca de corregir el déficit comercial de EEUU con China y crear empleo, HRIC considera que Trump “no debe ignorar” que el coste de la ventaja competitiva de China recae sobre sus trabajadores, las futuras generaciones y el medio ambiente.

“Los ‘derechos humanos’ con características chinas son el motor del modelo de desarrollo de China y la herramienta con la que las autoridades chinas mantienen un Gobierno de Partido único”, añade.

En ese contexto, la directora ejecutiva de HRIC, Sharon Hom, concluye que “el déficit comercial de EEUU y la pérdida de empleo no se puede solucionar sin mejorar la situación de los derechos humanos en China”.

La organización Human Rights Watch también alerta del deterioro de la situación de los derechos humanos bajo el mandato de Xi Jinping, un día antes del esperado encuentro entre los líderes de las mayores potencias mundiales, y advierte a Trump sobre el líder chino.

“No hay duda alguna de que Xi utilizará palabras tranquilizadoras al hablar del papel de China en el mundo. Pero nadie debería ser engatusado por un hombre y un Gobierno que presiden (un país) a través de la represión y la barbarie”, manifestó Sophie Richardson, directora de HRW China.

HRW considera que China tiene un negro historial: “Tortura, desapariciones, encarcelamiento de activistas pacíficos, destrucción de comunidades religiosas, censura en internet: el presidente Xi tiene mucho que responder (…) Pero, ¿será preguntado por ello? ¿y (se le instará) a que cambie de dirección?”.

EFE

Relacionadas